Saltar al contenido

Más juego, más movimiento, más infancia – Francesco Tonucci

Francesco Tonucci_Más juego, más movimiento, más infancia.
El autor desarrolla su pensamiento alrededor del juego, una experiencia vital movida por el placer, nuestro motor más fuerte.

 

COMPRAR

Este libro recoge la charla ofrecida por Francesco Tonucci, organizada por la Fundación Arcor dentro del Programa Escuela en Movimiento, en septiembre de 2014.
Tonucci desarrolla su pensamiento alrededor del concepto del juego; una experiencia vital movida por el placer, el motor más fuerte que poseemos. Y señala que las ciudades en las que vivimos solo serán justas e inclusivas para todos sus habitantes cuando estén pensadas para los niños y respeten su derecho al juego.

La primera pregunta que me hago y que os hago es para quién es una ciudad. Cuando una ciudad está en guerra todo funciona para la guerra. Las empresas cambian, mutan su destinatario, su manera de producir y producen para la guerra. La gente está movilizada debido a la guerra, especialmente los hombres. Las carreteras, las calles, están al servicio de la guerra, por lo cual si se necesitan, quedan restringidas para que las tropas puedan pasar.
Cuando yo era pequeño, los primeros años los viví en guerra. A cierta hora teníamos que cerrar las ventanas y apagar las luces para que los aviones no nos pudieran bombardear.
Al terminar la guerra, la ciudad tiene que reconvertirse y elegir una función. Tras la II Guerra Mundial, nuestras ciudades estaban destruidas; las ciudades en guerra tuvieron no solo que reconvertirse en otro tipo de ciudades, sino que también se tuvieron que reconstruir en base al tipo de ciudad elegido. La elección, por lo menos en Italia, fue muy clara: la ciudad eligió el trabajo. Incluso se incluyó en la Constitución italiana, cuyo primer artículo dice: «Italia es una república democrática fundada en el trabajo».
Es una elección importante y que a mí personalmente me preocupa mucho, aunque sea entendida como un orgullo por los demás ciudadanos. Me preocupa porque pienso que los que aún no trabajan o no pueden trabajar, de alguna manera son menos ciudadanos que los demás. Es decir, la ciudad no eligió ser la ciudad de todos, sino ser especialmente la ciudad de los trabajadores. Y creo que la ciudad debería elegir algo que involucrara a todos los ciudadanos. De hecho, para llegar a ser adecuada, la ciudad debería responder al menos a las necesidades de los más pequeños, con lo cual llegamos a una paradoja: la ciudad debería ser, fundamentalmente, una ciudad para jugar. Cuando la ciudad esté adaptada para que los niños puedan jugar, entonces será una ciudad justa, práctica y adecuada para todos.
Francesco Tonucci

Francesco Tonucci es un pensador, psicopedagogo y dibujante italiano, autor de numerosos libros y artículos sobre el papel de los niños en el ecosistema urbano. Es conocido mundialmente por su proyecto pedagógico La città dei bambini (“La ciudad de los niños”)

¿Cuáles son las condiciones para que el juego sea válido? La primera condición es la autonomía; moverse. Moverse no solo en el sentido de hacer movimiento, sino también en el de salir de casa, algo tan normal y que sin embargo hoy en día resulta casi imposible para nuestros hijos. A un adolescente le puedo decir que se lleve su balón, tome un autobús y se vaya a una cancha (la ciudad le ofrece esa cancha para que pueda jugar con sus amigos), pero un niño o una niña (y cuando hablo de niños me refiero a que tienen hasta diez u once años) debe tener la posibilidad de jugar donde quiera, como quiera y cuando quiera. Esto está garantizado en la Convención de los Derechos del Niño
Francesco Tonucci

El libro cuenta con el prólogo de José Manuel Picó, humanista y arquitecto, fundador de Espacios Maestros.

Si Loris Malaguzzi predicaba que el espacio es maestro de niños, y por ello ha de ser amable, habitable, estético, relacionar y divertido, la ciudad de Tonucci es la gran escuela de la vida, aquella en la que el trabajo es juego, donde el niño juega por jugar y aprende por el placer (y no por el deber) de aprender jugando.
José Manuel Picó

Tras la lectura de este texto entenderemos porque el juego, el movimiento y la infancia son sinónimos.
Y que el juego es como «recortar un trozo de mundo» y ofrecérselo a alguien.

Título: Más juego, más movimiento, más infancia
Autor: Francesco Tonucci
Prólogo: José Manuel Picó
Colección: Microbooks
Género: No ficción
Número de páginas: 48
ISBN: 978-84-949091-4-6
Formato: rústica
Publicación: septiembre, 2018
Precio: 9 €

A la venta también en estas librerías

COMPRAR

#lobuenosibreve

PUEDES SEGUIRNOS EN FACEBOOK Y TWITTER 

GASTOS DE ENVÍO GRATIS Descartar

Pin It on Pinterest

Share This