fbpx

Eva Martín Murcia prologa a Claudio Naranjo

Como afirma Eva Martín, Claudio Naranjo nos invita a pensar qué tipo de seres humanos queremos dejar en este mundo.

Dicen que cuando el discípulo está preparado, aparece el maestro. Esto fue lo que sentí en mi recién estrenada maternidad, cuando empecé a leer los libros y a ver las conferencias de Claudio Naranjo. Su discurso filosófico pero sencillo y a la vez cargado de humor fue directo a un lugar íntimo que va más allá del entendimiento intelectual. Sus palabras sobre el cambio de paradigma en la educación con el fin de ver una evolución en el mundo, encendieron mis ganas de poner el foco en mí y en cómo yo podía contribuir activamente en el cambio.
En esta conferencia, Claudio Naranjo nos invita a replantear la educación tanto en el ámbito institucional como en el privado, nos invita a pensar cómo queremos vivir en este mundo y sobre todo qué tipo de seres humanos queremos dejar en él.
Como persona adulta que cuida de un alma infantil, empecé aresponsabilizarme y a revisar profundamente mi manera de entender la vida; sentía que debía haber otra manera de acompañar a nuestros hijos.
Una de las revisiones que me permití hacer fue justamente preguntarme qué significa amar.
Claudio nos habla de conectar con nuestro propio amor y, para lograrlo, propone elautoconocimiento; sin conocernos a nosotros mismos no podremos acceder a un amor genuino, a un amor mamífero que disponemos para entregar y sostener. Los niños no necesitan adultos perfectos sino adultos que se responsabilicen de su propia mochila emocional, capaces de acompañarles en los procesos de vida y permitirles experimentar la niñez con más ligereza y autenticidad.
Claudio Naranjo pone de manifiesto algo que llevamos tiempo observando, y es que la educación a nivel institucional no funciona, que la educación debe poner el foco en el Ser y no en el hacer. El objetivo de este cambio de paradigma es desmontar lo que ha sido útil hasta ahora en nuestra sociedad patriarcal y revisar los patrones automáticos presentes en nuestras relaciones. En definitiva, desaprender para poder amar y educar de una forma más consciente.
Y mientras construimos nuevos métodos, disfrutemos del camino.

Eva Martín Murcia
Terapeuta sistémica de la comunicación y el lenguaje.
Creadora de  Mamiphera.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba